Principal

“Los proyectos viscerales de un fotógrafo no son para el público sino para él mismo”: Federico Ríos

El fotógrafo colombiano Federico Ríos cuenta para él qué representa la fotografía y cómo a través de ella encuentra regocijo y una nueva mirada de Colombia. Y habla sobre su último proyecto #Transputamierda que se puede ver en su cuenta de Instagram @historiassencillas.

Por: Isabella Vallejo López – ivallejol@eafit.edu.co

Federico Ríos nació en Manizales. A lo largo de su carrera como reportero se ha caracterizado por capturar imágenes que muestran la otra cara del país. Según afirma, con sus imágenes quiere descubrir otros puntos de vista de las consecuencias del conflicto armado en diferentes lugares de la geografía colombiana.

Ríos tiene muchas historias por contar y así lo hace a través de sus fotografías. Y asegura que de su trabajo lo que más le atrapa es la idea constante de viajar.

Con su proyecto #Transputamierda quiere hacer una indagación personal, buscar un nuevo significado para su país, narrar historias que ha dejado la guerra y descubrir el lado incomunicado y recóndito de Colombia.

¿Qué es #Transputamierda?

Básicamente es un recorrido que hago por Colombia para hallar en cada lugar que visito una consecuencia del conflicto armado. También trato de buscar otro significado y punto de vista del país, distinto al que solemos tener, para mostrar un país solidario más allá de lo que ya sabemos.

¿Qué es lo que más le gusta de su trabajo?

Yo siento que es el movimiento constante. Al viajar nos vemos ante una diversidad que nos alimenta, nos nutre, nos agrega camino recorrido y aprendizaje.

¿Qué lo llevó a fotografiar el conflicto armado colombiano?

Siento que es importante contar también el conflicto: es una parte fundamental en la historia del país. Saber los cimientos que nos unen es vital para cada uno de nosotros como ciudadanos colombianos.

 

¿Y qué es lo que quiere transmitir al mundo sobre el país?

La comunicación en Colombia está fragmentada: las comunidades más alejadas viven aisladas de la energía eléctrica, las telecomunicaciones, no hay vías para llegar allí. Tienen características que pueden ser diferentes dentro de la identidad del pueblo, pero también hay un factor común que es lo que yo quiero compartir, esa idea de cómo somos aquí adentro. Por eso he tratado de mantener #Transputamierda dentro del país.

¿Cuando alguien ve una foto de #Transputamierda qué pretende que quede en esa persona?

Yo creo que los proyectos de un fotógrafo, los proyectos esenciales, los viscerales, no son para el público, son para el fotógrafo mismo.

Es un diálogo que hago conmigo mismo y lo comparto, pero no estoy trabajando para el público: estoy trabajando con el público y conmigo haciendo mis propias reflexiones sobre qué es el país para mí, qué encuentro yo, qué veo yo. Entonces a partir de ahí hago estos recorridos.

 Algo que haya aprendido del campo

De todo, de todo. La lista es inmensa, pero sobre todo he aprendido de la gente. La gente del campo se la guerrea a un nivel que uno no entiende: todos los días madrugan, todos los días se esfuerzan, todos los días trabajan durísimo al sol y al agua.

¿Cómo define usted a los campesinos?

Tienen espíritu de hierro. Son incansables, unos titanes.

¿Cuál es el papel de la fotografía para entender ciertas cosas como la violencia o el maltrato a la naturaleza?

Creo que la fotografía se ha convertido en una forma de narrar y como forma de narrar es importante conservarla ahí para entender desde adentro y afuera a la humanidad. Y no solo como ejercicio de observación sino también como ejercicio de reflexión.

 

Comentarios




No hay comentarios

Añadir más