Rebelión en la granja

De cerdos y congresistas

Como los perros, los caballos, las vacas, las ovejas, todos los animales de la Granja Animal (en la obra Rebelión en la Granja de George Orwell), un gran número de colombianos trabajan para ganarse el pan.

Por Liliana Zambrano Pacheco

Un año después del fin de la Segunda Guerra Mundial, el escritor y periodista indio, radicado en Londres, Eric Arthur Blair, más conocido como George Orwell, publica Rebelión en la Granja (1946), en la que manifestaba su descontento después de haber vivido el totalitarismo Nazi y el régimen estalinista. Esta sátira es una de sus más grandes obras.

En la Granja Animal, los cerdos eran los comandantes, los que gobernaban el estado, lo que predicaban que “todos los hombres” eran “enemigos” y “todos los animales, camaradas”.  Eran los encargados de elaborar ficheros, informes, actas y ponencias. Ganaban más que los otros y hacían lo mínimo. Eran los más gordos. Los demás animales -perros, caballos, vacas y ovejas- trabajaban para ganarse una pequeña ración de comida.

Esta historia es un reflejo de la actualidad colombiana. Mientras que el salario mínimo es de $644.350 (el de 2015), el aumento salarial de los ‘padres de la Patria’ (congresistas)  corresponde a un 4,66 por ciento. Un decreto expedido en agosto  de 2015 por el Gobierno Nacional dice que estos respetados señores pasarán de ganar mensualmente 24,7 a 25,8 millones, lo que representa un aumento de 1,1 millones.

Ellos, según Federico Hoyos Salazar, representante a la Cámara por Antioquia, “hacen debates de control político, aprueban el presupuesto nacional y elaboran las leyes de la República y esa es una función de la más alta importancia”. Informes, actas, ficheros, ponencias… Es decir, la misma función ejecutada por los cerdos de Orwell…

Entonces, como los perros, los caballos, las vacas, las ovejas, todos los animales de la Granja Animal, un gran número de colombianos trabajan para ganarse el pan. Quizá hoy no se vea el  nazismo de Hitler ni el estalinismo de Iósif Stalin, erradicado en 1953, pero que alguien me diga si un día esos 266 congresistas pueden subsanar sus modestos gastos con $644.350 pesos al mes.

Esta columna de opinión ganó en la categoría “mejor artículo de opinión” en la actividad Periodistas en la Carrera 2015. Texto editado en el curso Edición Periodística.
Nota: la imagen principal fue tomada de la portada de el libro Rebelión en la Granja, de Google Play Libros

Comentarios