colibríes en movimiento

Colibríes en movimiento, retratar lo imposible

Con más de 180 visitantes todos los días durante dos meses, cerró con éxito la exposición Danza de Colibríes en el Museo Universitario de la Universidad de Antioquia.

Por: Sara Pérez Cano – sperezc6@eafit.edu.co

El fotógrafo Juan Guillermo Restrepo se enamoró de los colibríes por la belleza de su vuelo, que le recordó la danza de los seres humanos. Esos acróbatas aéreos, que baten sus alas hasta 75 veces por segundo y son 20% más eficaces que un helicóptero para levantar su peso en el aire, son el tema de su última exposición.

Pero como explica Luis Germán Sierra Jaramillo, editor y coordinador de actividades culturales de la universidad, se trata del retrato de lo imposible. Porque el fotógrafo no los retrata anidando, ni alimentándose, ni pichones, ni en las ramas. Los toma en pleno vuelo, a pesar de la dificultad que supone captarlos en movimiento. “Cuando vas a tomar la foto, mientras el cerebro le da la señal a la mano, el colibrí ya no está”, explica el fotógrafo.

Danza de Colibríes es una muestra del amor que siente el artista por estas aves: “sus imágenes trascienden la mera descripción para convertirse en una mirada al movimiento y la danza, generados desde su comportamiento y hábitat natural”, explica Mauricio Hincapié, curador de la Colección de Artes Visuales del Museo Universitario. También lo dice Sierra Jaramillo: “sus imágenes son distintas, como si fueran pinturas, dibujos a color o grabados bellamente cuidados y terminados. El despliegue de los colores no es la fanfarronada de los almanaques que buscan descrestar el gusto general, sino los detalles, las texturas que resltan sus plumajes y las manchas que tanto persiguen los pintores”.

Aquí prima el color, el primer plano y las texturas que invitan a detenerse en los detalles. Su peculiaridad radica en la sensación de tener una visión privilegiada, puesto que estas pequeñas aves son realmente escurridizas. Pero la exposición tiene a su vez un pequeño apéndice, titulado Colibríes en su aire, donde ya no prima el color, sino las sombras. En su mayoría borrosas, estas fotografías resaltan la acción de volar.

Danza de colibríes es la tercera gran exposición de Restrepo en la Universidad de Antioquia y está compuesta por 58 obras. El proyecto, que tardó seis años en completar, nació en el propio entorno del fotógrafo, donde son frecuentes estas aves, y lo que lo motivó fue precisamente la dificultad técnica de fotografiarlas.

Restrepo, quien es además trabajador social y sociólogo de la Universidad Pontificia Bolivariana, tiene más de 25 años de trayectoria en el mundo de la fotografía y ha sido premiado varias veces. Ganó el concurso “Al rescate del medio ambiente” en 1991, con su trabajo “SOS en el Pacífico” y con “Guaquero”, de 1995, obtuvo el primer puesto en el IX Salón Anual de fotografía organizado por la Gobernación de Antioquia, entre otros reconocimientos. Ha participado en proyectos audiovisuales –como la película Encuentro Mortal, de 1998– y ha colaborado con proyectos de muy distinas temáticas, con especial énfasis en el ser humano, pero también con flores, mariposas y expresiones humanas.

Aunque la exposición ya cerró sus puertas al público, todavía es posible visitarla en la galería virtual del museo en Flickr.

Comentarios