cinco-personalidades-internet_home

Cinco personalidades en los comentarios de sitios web informativos

Fondo de fotografía diseñado por Creativeart – Freepik.com

La tecnología ha facilitado la participación ciudadana en los asuntos de interés general: ya no solo es más fácil acceder a las noticias, también es más sencillo hacer parte de la discusión tanto en redes sociales como en las páginas web de los medios de comunicación.

Por María Antonia Giraldo Rojas – Estudiante Maestría en Comunicación Transmedia, Universidad EAFIT – magira12@eafit.edu.co

La opinión y la ampliación de la información ya no están solo en manos de los expertos; ahora el ciudadano hace parte del debate, sin que su contribución esporádica se considere menor.

Este tipo de participación puede ser el germen del periodismo ciudadano que describe Silvia Pellegrini-Ripamonti en su artículo académico Análisis conceptual del Periodismo Ciudadano y propuesta metodológica para analizar su contribución informativa, pues el primer contacto del ciudadano con la noticia es a través de los medios de comunicación.

Es decir, alguien no decide abrir un blog o investigar un asunto concreto si no es un consumidor habitual de medios, se entusiasma por el periodismo, ve en él un vacío en el cubrimiento de un tema, piensa que tiene mejor información o más que decir sobre ello que el periodismo tradicional.

Esto empieza con la lectura y con la participación en los foros de los sitios web.

La siguiente es una tipología personal de los diferentes foristas que se encuentran en un medio de comunicación y que, así como los periodistas ciudadanos, pueden inspirar nuevas temáticas y ampliar la información sobre un hecho concreto:

El cazador

Es un editor en potencia, tiene el ojo puesto en encontrar cualquier tipo de error o falencia en la redacción del artículo. Su capacidad es un orgullo, por lo que no duda en hacerle saber al periodista el error que ha cometido.

Aunque pueda llegar a ser molesto, este aporte es valioso, más cuando se trata de artículos en la web que pueden ser editados y que por lo general salen sin mucho cuidado por asuntos coyunturales.

Aunque esta edición en vivo no es lo ideal, siempre es bueno saber que los lectores fiscalizan cada una de las publicaciones para procurar no darles motivos.

El “pero”

Este usuario siempre empieza sus aportes con un aspecto positivo relativo al medio de comunicación para luego dar a conocer su descontento por la forma en la que se están reportando los acontecimientos.

En medios tradicionales, como El Colombiano, suele ser muy común este tipo de participación, pues en un esfuerzo de modernización y de atraer nuevos lectores los formatos y temáticas han cambiado, por ello es inevitable la nostalgia de los lectores de siempre.

El conversador

Este forista está interesado en continuar la conversación y dar su punto de vista, más que sobre el artículo que genera la conversación sobre lo que están diciendo los demás lectores.

Tiene un sentido de comunidad que le permite hacer diferentes aportes o incluso quiere involucrarse más allá con el tema; por ejemplo, en historias de interés humano quiere ayudar de alguna manera y generalmente logra algún cambio, especialmente si hace parte de otras comunidades que compartan su inclinación.

El indignado

La popularización de este tipo de forista es un producto de las redes sociales. Antes los indignados solían ser personas de edad adultas cuyo lema de vida es “todo tiempo pasado fue mejor”.

Sin embargo, hoy en día es común que esa misma actitud la asuma todo tipo de público, que con efervescencia reacciona a los acontecimientos que le afectan directamente como las políticas públicas o la situación de seguridad.

La reacción de los indignados, que funciona como una queja enfurecida, no se traduce en la acción social que cambie de alguna manera el hecho que la produjo en primer lugar.

El político

Se dedica a promover su ideología, ya sea alabando hechos que vayan en consonancia con su pensamiento o criticando enérgicamente las acciones de quienes no militan en su misma línea.

Suele molestarse en los debates y tener posiciones cercanas al fanatismo, pues no ve el error en sus ideas por más evidente que este sea y le cuesta alabar las decisiones correctas de sus contrarios.

Este tipo de participación es constante, muchas veces es un método de las campañas políticas con usuarios falsos para hacer presencia en los medios o difundir su propaganda por diferentes canales, un método que usan con mucha menor sutileza quienes se dedican a promocionar productos, pues no hacen publicaciones relativas a las notas sino que se ocupan de llenar los espacios con información comercial.

 

Comentarios